El viento, una forma práctica de aprovecharlo para generar electricidad

18 de May, 2021

Por Erick Alexander Blanco Guillén, maestro en Gestión de Energías Renovables y docente de la Facultad de Ingeniería

 

En la Universidad Don Bosco siempre estamos interesados en enfrentar retos que nos caractericen como institución pionera e innovadora en el ámbito educativo de nuestro país, es precisamente en este sentido que, como parte fundamental de la formación de profesionales integrales, debemos desafiarnos para responder de manera propositiva a los cambios acelerados que nos imponen los avances tecnológicos en las diferentes áreas del conocimiento.

Como respuesta al campo relacionado con las energías renovables, estamos realizando investigaciones que abran el camino a nuevas áreas de interés relacionadas con el potencial energético que podemos aprovechar del viento para generar electricidad, específicamente en el rubro de la energía eólica de baja potencia para autoconsumo con la finalidad de disminuir, en el corto y mediano plazo, lo que se cancela mensualmente en la factura eléctrica.

Como país, no somos muy afortunados en lo que respecta a poseer velocidades altas de viento y es, precisamente este tipo de situaciones, lo que nos caracteriza como investigadores de la universidad, tener claro que lo que enfrentamos no posee las condiciones óptimas, sin embargo, debemos hacerle frente y aprovechar al máximo lo que se tiene disponible en cuanto al potencial eólico específicamente en nuestro campus de Soyapango.

La tecnología posee avances muy significativos en el área de la producción de electricidad por medio de energías renovables para autoconsumo, lo cual es la base de nuestra investigación ya que, el proyecto se enfoca en los equipos que perfectamente se pueden instalar en el ámbito residencial y comercial, dejando de lado las grandes inversiones en recursos tecnológicos y de terreno que requiere la tecnología eólica para generar electricidad a gran escala.

Artículo

Como aporte principal del proyecto, establecemos una metodología que permite determinar el potencial eólico disponible en cualquier parte de nuestro país, lo que involucra comprender a cabalidad la situación a la cual nos enfrentamos, por lo que, es necesario realizar cálculos teóricos con base a datos históricos que se poseen del sitio de interés o de lugares cercanos al mismo; con esto, se obtiene una primera aproximación de las condiciones propias del lugar donde se realiza el estudio.

Además de los cálculos teóricos, se requiere invertir en herramientas de software especializadas para obtener datos más precisos de las condiciones propias del sitio de interés, por lo cual, la universidad siempre apoya este tipo de iniciativas para contribuir al desarrollo de las distintas áreas de formación, los datos obtenidos en el simulador se comparan con los cálculos teóricos y con ello se logra la segunda aproximación de las condiciones presentes en el punto de interés.

Teniendo datos teóricos y simulaciones, se procede a la etapa de las mediciones, en donde, una  vez más, la Universidad invierte en equipos para registrar principalmente la velocidad y dirección del viento en el punto de interés, en nuestro caso en el techo del edificio de profesores, con esto garantizamos venir de lo general (datos teóricos y simulaciones) a lo específico con el valioso aporte de, tener en nuestra universidad, mediciones propias del recurso eólico, logrando un registro de más de dos años hasta la fecha.

Con la seguridad de tener el valor promedio de la velocidad del viento que se tiene en el techo del edificio de profesores, la universidad, aporta recurso económico esta vez para la compra de las turbinas eólicas de baja potencia, las cuales cumplen con las condiciones de velocidad promedio que se han calculado, simulado y medido, procediendo a la instalación de las mismas para conectarlas a la red eléctrica de baja tensión y medir la contribución que la tecnología eólica de baja potencia aporta al edificio de profesores.

Este tipo de investigaciones caracteriza a nuestra universidad ya que, se trata de proyectos innovadores e integradores en el cual participamos diferentes departamentos de nuestra casa de estudio; además, este proyecto le ha permitido, tener presencia en el ámbito internacional presentando resultados en países como España y Colombia, en donde se ha compartido experiencias con colegas de otras universidades iberoamericanas que trabajan en la red internacional REGEDIS perteneciente a CYTED.

Finalmente, el proyecto permite compartir con estudiantes, colegas y personas interesadas; los resultados obtenidos y con ello incentivar para que se profundice en el estudio de este tipo de tecnologías que, en nuestro país, se encuentra en sus primeros pasos, pero eso no debe ser obstáculo para proponer soluciones que permitan generar electricidad a partir del viento y plantear mejoras a los resultados actuales considerando las competencias adquiridas en el desarrollo de este tipo de proyectos y, culminar con éxito, la misión emprendida.