Inicio / Ver Noticia

Formando mujeres en áreas STEM

Compartir en Facebook 

30-10-2019

La participación de mujeres en áreas formativas vinculadas a la ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (STEM) sigue aún baja, en relación a la participación de los hombres; pese a que hoy en día esta brecha de género ha ido cerrándose.

Según la Organización de las Naciones Unidos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en la enseñanza superior, sólo el 35% de los estudiantes matriculados en las carreras vinculadas con las STEM son mujeres y sólo el 28% de los investigadores del mundo son mujeres. 

La Universidad Don Bosco asume la responsabilidad de facilitar espacios que promuevan la igualdad de mujeres y niñas en el acceso a la educación, tal como lo sugiere el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 sobre Igualdad de Género, de manera que con ello se impulsen las economías sostenibles.

Además, apuesta por el empoderamiento de la mujer y su incorporación a una carrera universitaria, a través de diversos programas, con énfasis especial en áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática) tales como Women In Engineering (WIE), Science Girl Camp, Promueve, entre otros.

 Science Girl Camp

En el año 2012 nace el “Programa de Mujeres en Ciencias e Ingeniería” para propiciar la inclusión de la mujer en temas STEM, de esta iniciativa nace el Campamento Cientifico “Science Girl” en el año 2013 siendo un espacio extracurricular en el cual alumnas de bachillerato reciben formación práctica en estas áreas.

En corto:

  • Hasta el 2018 se formaron más de 250 señoritas en el Science Girl.
  • 49 se quedaron estudiando en la UDB.
  • 39  de ellas estudiando una carrera del área STEM.
  • 11 alumnas graduadas (a la fecha).
  • 3 alumnas graduadas de carreras técnicas con becas otorgadas por USAID (a la fecha).
  • Recibió el premio marca positiva en el año 2016 en la categoría convivencia ciudadana.


Primeros frutos del Science Girl Camp


Elsy López: de veterinaria a ingeniera industrial

De pequeña Elsy soñaba con ser veterinaria, nunca imaginó que su destino era ser una ingeniera. Para ella resultaba bastante extraño que una mujer lo hiciera porque requería de mucho esfuerzo físico y mental.

A sus 18 años se enteró del campamento cientifico Science Girl de la UDB, sin dudarlo se inscribió. Lo vio como una oportunidad para conocer el ámbito universitario y minimizar el temor e inseguridad de dar el paso a la educación superior.

“Cuando finalicé el campamento mi pensamiento cambió. Me dí cuenta que hay muchas mujeres que tienen la capacidad para ser excelentes ingenieras, pero que lastimosamente por reproche y falta de apoyo de las personas, se pierden esos talentos.

El Science me despertó. Me motivó a estudiar una carrera de ingeniería, de la cual puedo decir que he culminado y no me arrepiento de haberme decidido por ella.”

Elsy es ahora Ingeniera Industrial, carrera que le permitió reconocer y potenciar sus habilidades numéricas, que se escondían por temor a los estereotipos.

Su buen rendimiento académico permitió que fuera beneficiada por el programa de becas UDB 2014. Fue miembro activa de la Asociación Salesiana de Ingeniería Industrial y en su cuarto año de la carrera tuvo la oportunidad de hacer un intercambio académico por un semestre en Colombia. 

Actualmente se desempeña como Inspector de Calidad en la empresa Kimberly Clark, parte de sus funciones es velar por el cumplimiento de manuales y estándares de calidad para productos de papel.

 

Kimberly Alas: “de pequeña quise ser psicóloga”

“Nunca creí que estudiaría una ingeniería. Cuando estaba en tercer ciclo pensaba que era extraño que una joven estudiara bachillerato técnico” dice Kimberly Alas, ahora graduada de la Ingeniería Mecatrónica por la UDB.

 “Entré al Science Girl cuando tenía 17 años. Vi una publicación en facebook, se veía interesante y divertido, así que decidí aplicar. 

Disfruté mucho cada módulo, cada sábado se aprendía algo nuevo; pero lo que más me gustó fue haber armado y programado un carrito seguidor de línea con legos y ver funcionar un circuito neumático con pistones y válvulas 

Fue una etapa en la que aprendí, me divertí junto con mis compañeras y pude crecer porque me ayudó a tomar una de las decisiones más importante de mi vida. El campamento abrió mis ojos a un mundo completamente diferente, fue una experiencia que siempre recordaré, gracias a ella tuve la valentía de optar por una carrera de ingeniería.

Cuando terminé el Science Girl comprendí que un género no define tu profesión, y que como mujeres tenemos el derecho a estudiar lo que más nos guste”.

Kimberly Alas trabaja en Grupo Proyect como Diseñadora Junior de proyectos electrónicos y de automatización, es además gerente de marca sensórica para automatización.

Fue becada por el programa de becas de FEPADE, Fundación Poma.